¿Cómo surgió el blog?

Después de haber pasado varios años leyendo lo que se me obligaba y haciendo tareas sobre libros que yo no había escogido apareció el momento que tanto había estado temiendo y esperando. Había entrado a la universidad, escogiendo una carrera que no tenía nada que ver con la literatura. Tendría que mantener mi hábito literario y a partir de ese momento leería solo lo que yo decidiera, cuando yo quisiera.  Ya no más esperar el libro semanal que se me daba en la escuela, ni la desesperación por terminarlo rápidamente. Mi destino literario parecía débil. Y entonces, en 2011, comenzó lo que yo llamo mi autoexploración literaria.

Comencé a leer libros que tenía en mi casa, comencé a ver películas basadas en todo tipo de libros: misterio, romance, historia, terror… Hasta que llegué a un punto, a mediados de ese año en que finalmente encontré más o menos mi estilo. Fue gracias a mi santa-amor de la vida-modelo a seguir-girl crush Jane Austen que descubrí mi amor por la novela del siglo XIX. Empecé a buscar sugerencias en blogs y entonces comencé a leer muchísimo, y lo mejor, a disfrutar lo que leía.

¡Nada más rico que leer lo que tú quieras!

Dichos blogs, adorables por cierto, me llevaron a pensar que podía escribir sobre lo que leía y publicarlo. Todos los blogs que leía eran escritos por personas maravillosas que amaban los mismos libros que yo. Algunos eran anónimos, escritos bajo el nombre de un personaje creado por ellos. Yo con mi timidez decidí crear mi propio personaje también, Madame Mer, la duquesa lectora. Me inspiré en la imagen de Georgiana de Devonshire. Así nació mi antiguo blog. Tenía 17 años cuando lo cree. Pasé escribiendo mis reseñas durante dos años, generalmente posteaba dos veces al mes. Llegó un punto en que ya no pude seguir escribiendo por razones personales y dejé abandonado mi pobre blog.

Pero he decidido volver al hábito de escribir sobre los libros que leo, así que desde principios de este año me apliqué mucho más en la lectura y empecé a crear un nuevo blog. Atrás dejaría a mi entrañable alter ego, pero al fin sería yo misma. Una imagen más limpia, un poco de más de cuidado en mis entradas y un poco más de mí.

No pretendo presumir de conocimientos literarios, de eso es lo que menos creo tener. Solamente hago lo que más amo: leer. Aún cuando tengo 20 años me considero una niña en cuanto a la literatura, así que si se me ve algún error, mis disculpas, estoy aprendiendo.

Mis libros predilectos son los clásicos ingleses y franceses, mi poesía favorita es principalmente la española y también la de mi país; Estos mis gustos no me limitan, estoy dispuesta a leer cualquier cosa que me llame la atención o que se me recomienda.

Así que aquí estoy de nuevo. La lectora que sólo a través de la literatura se permite una que otra indiscreción.

Anuncios